Decoración y más

Diseño en pareja

Diseno-de-interiores-para-disenadores-1
Escrito por admin


 

Diseñar el nuevo hogar puede ser un reto para cualquier pareja, porque muchas veces es difícil ponernos de acuerdo; sin embargo, puede ser una experiencia muy agradable. Les presentamos algunos consejos para disfrutar de este proceso:

 

  1. Conozcan sus gustos y estilos individuales

El primer paso para iniciar con el diseño en pareja, es conocer los estilos y gustos individuales. Tal vez alguno de ustedes ya tiene una idea clara de lo que quiere para su casa, pero aun así, no siempre es sencillo identificar por cuál estilo nos inclinamos. Primero compartan las ideas que les resultan atractivas e identifiquen la tendencia de diseño que va mejor con su personalidad: Si buscan un hogar práctico y lleno de luz, el minimalismo es para ustedes; si gustan de los espacios amplios y materiales aparentes, el loft es su estilo ideal; y si les atrae el mobiliario nórdico con los colores claros, entonces la moda escandinava les sentará a la perfección.

diseno-interiores-decoracion-tuberias-vistas-09

  1. Balance

Si al identificar sus estilos notaron que tienen gustos muy diferentes, no hay nada que temer, la mezcla de estos, les permitirá crear espacios más atractivos; la clave está en buscar un equilibrio armónico de ideas. Una estrategia útil es separar los estilos en dos áreas: Mobiliario (piezas grandes) y accesorios; procuren que los muebles predominantes sigan una de las tendencias y luego enriquezcan el espacio con piezas más llamativas del segundo estilo.

Tomemos como ejemplo una fusión Zen-Industrial: Su habitación tendría una cabecera de madera clara y una base delgada a nivel del piso. Para agregar carácter, colocaríamos un baúl de piel color miel como pie de cama y un juego de lámparas de metal en cada buró.

am11-diseño-interior-1

  1. Busquen inspiración

Si les resulta complicado imaginar el aspecto que desean para su hogar, pueden apoyarse en imágenes de otros espacios que les resulten atractivos, los libros de decoración son un buen punto de partida; además, actualmente existen plataformas en línea, como Pinterest y Houzz, que son una excelente fuente de inspiración.

Una dinámica interesante es realizar la búsqueda de forma individual. Guarden las imágenes en una carpeta o, de ser posible, imprímanlas y escriban qué es lo que les resultó atractivo de cada espacio; después, compárenlas y busquen similitudes y diferencias. La idea no es seleccionar únicamente aquellas características en las que coincidieron; para lograr equilibrio, incorporen algunas ideas en las que no estuvieron de acuerdo, pero que crean un contraste sugestivo: Un tapete épico en una sala moderna, una mesa de comedor rústica en un espacio minimalista o un juego de lámparas industriales en la cocina.

 

  1. Selección de colores

Una vez que eligieron el estilo (o la mezcla de estilos), pueden establecer su paleta de colores. Es una tarea sencilla, deben tomar como punto de partida aquellos colores que rigen la tendencia seleccionada, por ejemplo: El blanco y gris para el minimalismo, los tonos oscuros en el look industrial o los colores pastel en el shabby chic.

Posteriormente, para dar su toque personal, incorporen acentos de colores que les resulten atractivos, procuren hacerlo de forma medida y en piezas que puedan cambiar o actualizar en un futuro: Como el edredón de la cama, el tapiz de alguna silla, un muro de remate o el tapete de la sala. Recuerden que los colores vibrantes como el rojo o el naranja, pueden aburrirlos con facilidad, es por ello que deben emplearse en elementos que, al paso de un par de años, estén dispuestos a renovar.

be11c3a644b4d190dcffb8fb2040ad77

  1. Aportes del pasado

No tienen que iniciar de cero, seguramente cada uno tiene algunas piezas de mobiliario que pueden incorporar al nuevo hogar; la clave es ser críticos y reconocer qué elementos son realmente funcionales y enriquecedores. Es posible que estos artículos no necesiten ninguna modificación, pero traten de ser creativos e imaginar cómo se vería esa silla vieja con un nuevo tapiz o ese espejo clásico con un nuevo marco.

Además de darle un sentido nostálgico a su nuevo espacio, la incorporación de piezas antiguas les permitirá estirar su presupuesto para invertirlo en los artículos que les hacen falta.

travel-inspired-vintage-interior-ideas-1

  1. Un rincón para cada uno

Es importante reservar un espacio donde cada uno pueda reflejar con libertad su personalidad. No tiene que ser una habitación completa, basta con crear un rincón de lectura en el dormitorio, una pequeña cantina en el comedor o un muro para exhibir alguna colección especial.

Atrévanse a crear algo de contraste en estos espacios; pueden incorporar alguna pieza de arte diferente o un sillón con un estampado atrevido que vaya de acuerdo con la atmósfera que quieran para ese rincón, la idea es que los transporte a un lugar distinto. Es importante mantener las características básicas del estilo que eligieron. Para esto, procuren no modificar su paleta de colores o hacerlo solo en piezas pequeñas.

La decoración en pareja contribuirá a que su hogar se sienta como un lugar más cómodo y familiar. ¡Pongan manos a la obra y verán que en poco tiempo, se harán amantes del diseño!

Por: Albany Gómez Limón

 

Deja un comentario